jueves, 23 de mayo de 2013

Perdiendo el norte

Que a un niño de 6 años se le evalúe en términos de sobresaliente, insuficiente o muy deficiente, tiene delito. Que la prueba de Destrezas Indispensables (CDI) sirva para hacer un ranking de colegios y para vincular a las familias la hagan constar en el expediente del niño, tiene delito. Pero que un 10 en Religión Católica cuente lo mismo que uno en Conocimiento del Medio... es una locura.

¿Qué les pasa a nuestros gobernantes? ¿Cómo han perdido de esa manera el norte? ¿Es incultura, obcecación e incompetencia? ¿O hay un objetivo "oculto" en sus acciones?

Extracto de la entrevista a JM Maravall en Público:

"¿Cuál es el aspecto de la Lomce que más perjudica a la educación pública?
El aspecto más grave, a mi juicio, es la introducción sistemática de la discriminación. Me parece que es una ley muy cruel con los estudiantes. La introducción de exámenes desde edades muy tempranas se remonta a un pasado superado en toda Europa desde hace mucho tiempo. De hecho, desde mediados de los 50 no hay ningún partido de derechas que haya concebido la educación de esta forma. Es una discriminación entre alumnos que vayan a seguir distintas corrientes, que vayan a ser eliminados de la línea general de la educación. Es una discriminación entre géneros, entre los centros públicos y concertados. Otro aspecto gravísimo es que la ley puede atentar contra la libertad de conciencia de muchos estudiantes y de muchos profesores.
¿En qué sentido?
Porque creo que la ley tiene una carga ideológica muy grande que, inevitablemente, va a coaccionar a alumnos y profesores. Creo que la eliminación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los planes de reemplazarla van en ese sentido. En general se da un paso atrás respecto del carácter confesional del Estado."